Rellenos Faciales

Actualmente existen productos reabsorbibles de muy buena calidad para disminuir la profundidad y forma de las arrugas faciales. Son especialmente típicas las arrugas que se forman con el paso del tiempo y por la hipergesticulación de la músculos faciales.

Arrugas que se forman con el paso del tiempo y por la hipergesticulación de la músculos faciales:

  • SURCOS NASOGENIANOS: son las arrugas profundas que se dirigen desde el ala nasal hacia el vértice del labio superior.
  • SURCOS DE MARIONETA: desde el vértice del labio inferior hacia abajo, hacia el mentón.
  • CÓDIGO DE BARRAS: Arrugas finas que se forman alrededor de los labios, principalmente del superior.
  • PATAS DE GALLO: Arrugas finas que se sitúan en la zona del canto externo de los ojos.
  • VALLE DE LAS LÁGRIMAS: Denominado así porque por la arruga discurren las lágrimas desde donde nacen, en la parte interna del ojo, hacia la parte inferior y externa del pómulo. También se le llama “arruga del payaso” y es típica en personas con tristeza o estrés.
  • ARRUGAS DE ENTRECEJO: Típicas de fruncir el ceño y de expresión.
  • ARRUGAS DE LA FRENTE: Fácilmente tratables con Botox, pero también se pueden rellenar para disimularlas mejor.
  • ARRUGAS DE LAS MEJILLAS: Se pueden mejorar con Colágeno, rellenar con ácido hialurónico de baja densidad y mejorar con Botox a dosis bajas.

Procedimiento

La mayoria de los materiales de rellenos son reabsorbibles, de duración temporal, con lo que se disminuyen los efectos secundarios.
Según para qué tipo de arruga se infiltrarán hialurónicos de diferentes densidades y duración. Por ejemplo, para arrugas más profundas (surcos nasogenianos, marionetas) es de preferencia utilizar hialurónicos más densos y que duren más. O utilizar hidroxi apatita cálcica. Para arrugas finas (patas de gallo, peribucales) se utilizarán hialurónicos menos densos y más fluídos para evitar la aparición de bultitos. Por tanto, según el caso se utilizarán un tipo de producto u otro.
La duración de los productos puede ser desde 6 a 18 meses, dependiendo también del tipo de piel del paciente. Es típico que en pieles “maltratadas”, con exceso de Sol, de dermis más gruesa, los efectos sean menos duraderos por el “consumo” que hace la piel de los productos infiltrados

Lo que está también muy de moda es el aumento de volúmenes de ciertas zonas de la cara y otras partes del cuerpo mediante productos reabsorbibles y también con GRASA propia. Se puede dar volumen y forma a estructuras que han perdido turgencia como los pómulos, mejillas, rebordes orbiculares, labios, mentón, ángulo mandibular,etc.
La TÉCNICA de INFILTRACIÓN DE GRASA es relativamente sencilla: se extrae la grasa por una miniliposucción, se centrifuga la grasa para eliminar impurezas y luego se inyecta en las zonas donde se necesite con diferentes técnicas según se requiera en ese momento.
Un tema importante a tener en cuenta es la VERSATILIDAD de la GRASA injertada ya que se está estudiando que pueda tener una capacidad regenerativa como CÉLULAS MADRE que mejoran sustancialmente las estructuras donde se han inyectado al regenerar las células de alrededor donde se infiltran, obteniéndose un mejor resultado y mayor calidad de la piel, tejido subcutáneo e incluso zonas musculares. Es importante el estudio de estos injertos de grasa, no sólo para dar volumen, sino para mejorar estética y funcionalmente estructuras dañadas por el paso de los años o por agresiones externas (traumatismos, cicatrices, exposición al Sol, etc) e internas (tabaco, mala nutrición, etc)
En todo caso, son tratamientos relativamente sencillos que se hacen de forma ambulatoria y con anestesia local, sin requerir un postoperatorio muy complicado. Depende del lugar de infiltración del producto o grasa se requerirá un poco de masaje suave, hielo o bolsas de frío para disminuir la leve inflamación (aunque es más importante en los labios) y protección solar si apareciera algún hematoma. Igualmente en los controles posteriores te iremos aconsejando lo que es mejor hacer en tu caso.

Videos