MiniAbdominoplastia
La zona inferior del abdomen es una zona especialmente susceptible a la acumulación grasa y a la flaccidez cutánea. Esta grasa y piel responden muy vagamente al deporte dado que la influencia hormonal en las mismas es muy grande. Por ello, muchas pacientes requieren de ayuda para solucionar esta circunstancia. La Miniabdominoplastia es la intervención quirúrgica consistente en la extirpación del exceso de piel y grasa abdominal y en la corrección de la flaccidez muscular del abdomen en la porción infraumbical, es decir, por debajo del ombligo. Además, esta cirugía se complementa muy frecuente de una liposucción del resto del abdomen consiguiéndose una mayor tonificación del resto del abdomen.
La gran ventaja de la miniabdominoplastia es que la cicatriz resultante es muy similar a la de una cesárea pero de una mayor calidad.

¿Es la cirugía que quiero? ¿Es una cirugía efectiva?

Los candidatos ideales para someterse a una Miniabdominoplastia son aquellas mujeres u hombres con una silueta relativamente buena pero preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen en su porción inferior sin mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico.

 

Planificación de la Cirugía

En la consulta inicial, el cirujano evaluará su estado de salud, determinará la extensión de la acumulación de grasa en la región del abdomen y el tono de la piel.
Dado que usted sólo tiene acumulación de grasa en la zona debajo del ombligo, la realización de este procedimiento menos complejo, conlleva una estancia menor en la clínica y se realiza en menos tiempo.
En muchos casos, puede asociarse una liposucción de las caderas mejorando la silueta corporal de manera más armónica. Algunos casos, incluso, pueden resolverse únicamente realizando liposucción del abdomen. En cualquier caso el cirujano plástico junto a usted, determinará cuál es el procedimiento óptimo para proporcionarle una silueta corporal y abdomen más adecuados.

 

La Cirugía y la Anestesia

La mini-abdominoplastia se realiza siempre en quirófano, dentro de una clínica u hospital, nunca en un consultorio. La liposucción también debe realizarse en quirófano, bajo condiciones estrictas de asepsia. El tipo de anestesia más empleado para realizar una abdominoplastia es la anestesia epidural o raquídea, durante la cual estará sedado hasta quefinalice la cirugía y sus piernas y abdomen serán insensibles al dolor durante unas 4 horas.
Una miniabdominoplastia completa suele durar 1-2 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. Esta cirugía de abdomen se realiza tan solo a través de una incisión horizontal, justo encima del pubis, no siendo necesaria la incisión alrededor del ombligo.
El procedimiento consiste en separar la piel de la pared abdominal hacia arriba hasta alcanzar el ombligo, exponiendo la músculatura abdominal en su porción infraumbilical. Estos músculos del abdomen, al igual que en la abdominoplastia, son tensados y unidos en la línea media, proporcionando así una pared abdominal firme y una cintura más estrecha. La piel separada es estirada en dirección al pubis y la piel sobrante extirpada.
Esta intervención muy frecuentemente se combina con una liposucción, tanto de los flancos abdominales como del hemi-abdomen superior.

 

Después de la Cirugía (Postoperatorio)

Durante los primeros días el abdomen suele estar algo inflamado y pueden notarse algunas molestias o dolor que se controla con medicación. Permanecerá unas 8 horas en la clínica.
A pesar de que al principio no deberá estirarse del todo, deberá comenzar a caminar tan pronto como sea posible.
Tendrá una sensación de acorchamiento y pérdida de sensibilidad en la zona central y baja del abdomen, que recuperará progresivamente y lentamente en el transcurso de algunos meses.
Deberá llevar constantemente una faja, aproximadamente 3 a 4 semanas. La vuelta a la normalidad puede llevar una semanas en volver a sentirse como antes. Si su estado físico previo a la cirugía es bueno, incluyendo una musculatura abdominal fuerte, la recuperación después de la miniabdominoplastia será más rápida. La mayor parte de nuestras pacientes vuelven a su trabajo en unas 2 días, mientras que otras precisan 3 ó 4 días de reposo y recuperación.
El ejercicio físico ayuda a recuperarse antes. Incluso la gente que no practica deporte antes de la cirugía debe realizar un programa de ejercicios para reducir la inflamación, disminuir la posibilidad de formación de trombos venosos y tonificar los músculos. No obstante, los ejercicios fuertes deben evitarse el primer mes. Las cicatrices pueden den dar el aspecto de empeorar durante los primeros 3 a 6 meses mientras están en periodo de curación; esto es normal, posteriormente perderán esta coloración.
Hay que esperar entre 9 meses y 1 año para que la cicatriz se aplane y aclare. Aunque las cicatrices no desaparecerán nunca, éstas no serán visibles cuando se lleve bikini. Las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior irán mejorando con el transcurso del tiempo.

 

Los Resultados

La Mini-Abdominoplastia proporciona resultados excelentes en pacientes cuyos músculos abdominales están debilitados y poseen un exceso de piel y grasa en su abdomen en su porción inferior. En la mayoría de los casos los resultados son definitivos, siempre y cuando se acompañe de una dieta equilibrada y ejercicio periódico.

Videos