Arrugas Faciales

Las arrugas faciales se tratan generalmente con relajantes musculares derivados del clostridium botulinum  es probablemente el tratamiento médico-estético más frecuente que se realiza en el mundo. Aunque a pesar de la gran socialización del tratamiento sigue habiendo muchos detractores que no valoran los beneficios de la toxina por un claro desconocimiento del producto y de sus excelentes efectos estéticos.

La toxina tipo A es usada inicialmente para tratar espasmos musculares. Hoy en día es uno de los tratamientos que ofrece mejores resultados para la eliminación y corrección de las arrugas de expresión mediante su infiltración con una aguja extrafina en el músculo debajo de la piel de la zona que queramos tratar. La toxina actúa inhibiendo por relajación el movimiento muscular, con este efecto se consigue hacer desaparecer las arrugas y por tanto proporcionar un aspecto rejuvenecido de la piel.
La toxina tiene también otros usos médicos muy importantes, por ejemplo, recientemente se ha comprobado que puede ayudar a controlar la hiperhidrosis o exceso de sudoración. El uso de este medicamento, con la ayuda extra de las terapias, pueden dar a las personas con este tipo de problemas una mejor calidad de vida.
En cuanto a la Medicina Estética, es el arma principal y más efectiva para disminuir las arrugas de expresión. Es un tratamiento muy efectivo, mínimamente invasivo y con mínimas complicaciones. Todo esto hace que sea el TRATAMIENTO Nº 1 EN CIRUGÍA y MEDICINA ESTÉTICA

¿Cuál es el mencanismo de actuación de la toxina?

Investigadores descubren en los años 50 que la inyección en músculos sobreactivos de mínimas cantidades de toxina tipo A disminuía la actividad muscular por bloqueo de la acetilcolina en la función neuromuscular, obteniendo un músculo inhábil para contraerse por un periodo de 4 a 6 meses.
Con esta disminución de la función del músculo se consigue que, por ejemplo, se formen menos arrugas en la cara. Es un resultado TEMPORAL, por lo que para mantener su efecto se debe ir inyectándolo cada cierto tiempo.

¿Para qué se utiliza la toxina?

Sirve para tratar diferentes aspectos en una persona:

  • FUNCIÓN COSMÉTICA. Es la más utilizada. Disminuye las arrugas.
  • HIPERHIDROSIS. Para tratar el exceso de sudoración especialmente en axilas, pero también en manos y pies.
  • TRATAMIENTO DE ESPASMOS MUSCULARES. Muy habitual en personas con parálisis cerebral.
  • ESTRABISMO y BLEFAROESPASMO. Disminuye la acción de músculos oculares para tratar problemas de estrabismo y espasmos palpebrales.
  • MIGRAÑAS. Especialmente tensionales, donde se disminuye la acción de los músculos craneales que dan este tipo de cefaleas.
  • También se está usando en tratamientos de INCONTINENCIA URINARIA, FISURA ANAL, ESPASTICIDAD originada por trastornos en el sistema nervioso central, DISTONÍAS MUSCULARES (cara, mandíbula, maseteros, cuerdas vocales…), DOLOR TEMPORO-MANDIBULAR, NEUROPATÍA DIABÉTICA.

¿Qué efectos hace en mi piel la toxina?

  • Tensar la piel al relajar los músculos y contrarrestar los principales signos del envejecimiento (“efecto lifting”)
  • Mejora el aspecto y la calidad de la piel
  • Atenúa las arrugas
  • Aporta un brillo más juvenil y sensación de “piel sana”
  • Disminuye la secreción de las glándulas de la piel
  • Aumenta la turgencia de la piel

¿Cuánto tiempo la acción?

Tiene una duración temporal: el efecto ronda de 4 a 6 meses, dependiendo de cada persona y dosis administrada. Una vez se ha ido el efecto, se puede volver a administrar.

¿Es inmediato el efecto?

No, empieza a ser efectivo a partir del 4º día hasta llegar a su máxima plenitud de efecto a partir del 7º-10º día. A partir de aquí se mantendrá hasta ir disminuyendo progresivamente a partir del 3º-4º mes. No lo hace nunca bruscamente sino paulatinamente y NO DEJA MÁS ARRUGAS que antes, lo que sucede es que una persona se acostumbra a verse bien y, luego, cuando se le pasa el efecto de la toxina se ve esas arrugas que ya las tenía antes pero que estaban atenuadas por el producto.

¿Dónde se puede infliltrar estéticamente?

Actualmente se puede infiltrar en numerosas zonas:

  • TERCIO SUPERIOR DE LA CARA: Frente, entrecejo y patas de gallo (lo más habitual)
  • TERCIO MEDIO DE LA CARA: Nariz, mejillas, surcos nasogenianos
  • TERCIO INFERIOR DE LA CARA: Arrugas de marioneta, código de barras, parte inferior de mejillas cuando existen múltiples arrugas en “acordeón”
  • CUELLO: para tratar las “bandas cervicales” o “cuerdas” que tensan la cara anterior del cuello y disminuir las arrugas transversales del cuello.
  • ESCOTE: en mujeres con arrugas finas que quieren alisar su escote

¿También sirve para el exceso de sudor?

SÍ, se puede infiltrar en las axilas y también el palma de las manos y plantas de los pies.
Es muy agradecido y efectivo el tratamiento en las axilas en personas que sudan mucho y realmente se siente mejor ya que el hecho de manchar las camisas o las blusas por el exceso de sudor altera sensiblemente a la persona que debe relacionarse socialmente. Al disminuir el exceso de sudoración se incrementa la seguridad en uno mismo ya que no se demuestra su estado de nerviosismo ante una reunión importante. También se utiliza en gente muy deportista que suda mucho.
La persona que le ha sido muy efectivo al tratamiento para reducir el sudor lo repite gratamente porque ve que el resultado le vale la pena. Son muy habituales los tratamientos de hipersudoración con antes del verano y normalmente la gente lo realiza de 2 a 3 veces al año.

¿Qué es la mesoterapia con toxina?

Es el tratamiento realizado mediante infiltración de dosis bajas de toxina repartidas por las zonas de la cara donde existen arrugas finas (típica piel “acartonada”o en “acordeón” de las mejillas, escote o cuello) para disminuir dichas arrugas pero sin modificar para nada la gesticulación de la cara.
Nosotros lo utilizamos como tratamiento complementario a la revitalización facial con vitaminas, ya que una vez realizada la mesoterapia con dichos productos, inyectamos pequeñas cantidades de toxina muy superficiales en la piel en las zonas de la cara donde existen esas arrugas y así complementa y potencia el efecto de las vitaminas y mejora aún más el resultado.

¿Cuál es la edad ideal para tratarse?

Depende de las arrugas, del tipo de piel y de las necesidades de cada paciente. La edad más frecuente de tratamiento es entre los 40 y 60 años pero actualmente es muy usual realizar infiltraciones a personas a partir de los 30 años.

¿Es doloroso el tratamiento?

NO. Siempre aplicamos una crema anestésica en la piel para adormecer la zona a tratar y las agujas con las que infiltramos el producto son extrafinas, con lo que las molestias son mínimas. Hacemos la infiltración con mucha suavidad y controlando en cada momento las sensaciones del mínimo dolor que pueda tener el/la paciente. Es un protocolo de actuación que nos está dando una mayor comodidad y confianza del paciente y le sirve para no tener un mal recuerdo del tratamiento.

¿Son frecuentes las complicacionesS?

Por suerte NO, siempre que esté bien controlado e infiltrado por manos expertas. Como mucho pueden aparecer algunos pequeños hematomas a causa de los pinchazos y una mínima inflamación. Son extremadamente raros las reacciones alérgicas, el dolor de cabeza y las náuseas. Una complicación a tener en cuenta pero que es temporal es que se disminuya la fuerza de algunos músculos de alrededor de la zona de la infiltración y que no deberían haberse disminuido (por ejemplo en las manos) o producir asimetrías. Por suerte es una complicación que se recupera sola.

¿Qué tengo que hacer después del tratamiento?

En principio no tienes que masajear la zona tratada hasta 4 horas después del tratamiento y luego puede hacer vida normal. Se puede aplicar un poco de frío en la zona de infiltración para disminuir la posible inflamación. Pasadas las 4 horas se puede aplicar crema, poner maquillaje, etc.